sábado, 16 de agosto de 2008

El jardín de la Casa de los Vettii en Pompeya es una muestra perfecta del jardín formal romano. Se caracteriza por presentar un peristilo canónico rodeado por columnatas en sus cuatro lados, que cierra un jardín poblado de fuentes y estatuillas de todo tipo.
.
Entre los intercolumnios se disponen pedestales sobre los que descansan estatuillas que funcionaban como surtidores de fuentes de mármol dispuestas a sus pies, que debían producir un efecto sonoro similar al de las fuentes de tipo árabe, herederas directas de las de época romana. Mezcladas entre el follaje original, actualmente sustituido por plantas ornamentales distintas de las usadas en origen, se disponen un par de hermas báquicas, y decorando el sendero que recorre el jardín más fuentes marmóreas.
.
Como es de esperar este jardín es absolutamente excepcional en Pompeya. La profusión y calidad de las piezas usadas en su decoración es poco común, ya que salvo contadas excepciones, los jardines pompeyanos presentan unas cuantas piezas estatuarias de baja calidad, si es que presentan alguna, albergadas en el interior de hornacinas o mezcladas entre el follaje. Incluso las fuentes, tan frecuentes en Pompeya, suelen estar construidas de obra más que labradas en mármol, material caro y suntuoso. Con todo, es probable que el jardín de la Casa de los Vettii sea un buen reflejo de la suntuosidad que debían presentar los lujosos horti y jardines de la nobleza de Roma, de los que únicamente quedan vestigios más que asombrosos en el caso de los Horti Lamiani o los Horti Maecenae, ambos en Roma.
.
Tan célebre es este jardín, que numerosos artistas lo han fotografiado y pintado, como es el caso de Giorgio Sommer quien, a finales del siglo XIX, realizó una importante colección de fotografías de la ciudad de Pompeya fundamentales para conocer numerosos elementos actualmente perdidos, y a quien pertenece la fotografía de arriba.
.
El año pasado hubo una exposición acerca del jardín en la Antigüedad (Ancient Gardens from Babylon to Rome) celebrada en los Jardines de Boboli en Florencia en la que se recreó este mismo jardín y en el que se expusieron todas las piezas que lo decoraban originalmente, además de otras piezas pertenecientes a otros jardines pompeyanos y de otras áreas del Imperio, ilustrando uno de los aspectos más desconocidos del mundo romano.
.
Adjunto el enlace de dicha exposición:
.

5 comentarios:

lavueltaaldia dijo...

me gusta un monton la foto....

mucho trabajo aqui..ya te contare! como vas?

un beso

El llano Galvín dijo...

Me alegro de que te guste la foto, hay autores del siglo XIX que hicieron fotografías impagables, y uno de ellos es Giorgio Sommer.
Por aquí sin novedades, esperando y, en ocasiones, desesperando, necesito movimiento ya!!!!

maría dijo...

que bonita fotooo

Fujur dijo...

Hola crack!

Como siempre... maravillosas fotos! Sólo una cosilla...

No sabes cuánto me gustaría que "abrieras fronteras" a otras ciudades clásicas, además de Pompeya... qué me dices de Leptis Magna o Palmira!

es una opinión!

un abrazo compañero!

El llano Galvín dijo...

Ya lo había pensado, hay objetos procedentes de otras áreas del Imperio Romano o del mundo griego que son increibles, y creo que tengo una buena colección de imágenes que puedo acompañar de algunos textos, aunque donde me siento más cómodo es en el área vesubiana. No en vano llevo estudiando el contexto doméstico pompeyano desde pequeño.
De todos modos ya tenía alguna imagen seleccionada, como la Danzarina Baker, así que en breve haré alguna reseña.
Me alegra que te gusten las imágenes que cuelgo, tengo infinidad de ellas pero que representen esactamente lo que quiero contar ya es más difícil.
Un abrazo!!!!