sábado, 30 de agosto de 2008

"Detestaba la felicidad de los simples y los ingenuos, y simultaneamente buscaba su compañía, como si ellos únicamente ellos, pudieran restañar esa profunda úlcera de mi desprecio, vertiendo siempre su pus de egolatría, una podredumbre de veneno dinamita. Con este crecimiento de la vanidad arreció también mi soberbia, y me juzgué un intocable, estatua de mármol blanco en la cual era un pecado proyectar una sombra".
.
Escritor fracasado, Roberto Arlt

4 comentarios:

lavueltaaldia dijo...

el tio es implacable....tengo por aqui los 7 locos, a ver si cae un dia de estos!

hace frio...ya no hay verano hasta el ano que viene...

un besito!

El llano Galvín dijo...

Tienes razón, no deja títere con cabeza, pero es muy bueno aunque no sea uno de los escritores más recordados. El jorobadito o El cazador de gorilas son una maravilla.
Qué pena que ya no queden días estivales, aquí está en su apogeo; hace tiempo bochornoso, pero hay que aprovechar esta luz que tenemos en Madrid.
Un beso, guapa!!!!

Jesús Alonso dijo...

Me gusta Roberto Arlt. Hace tiempo que no lo leo, pero me han venido ganas. Gracias

El llano Galvín dijo...

Hola Jesús!
Muchas gracias por leerme, yo a ti si que te sigo, me gusta mucho lo que escribes.
Roberto Arlt, como muchos otros argentinos del siglo XX, es genial. Tiene una frescura que no se encuentra tan fácilmente en las letras hispánicas. Aunque debo reconocer que mis favoritos son Marechal y Bioy Casares antes que Arlt,
Un saludo!!!!