jueves, 21 de agosto de 2008

"(...) cuando somos niños nuestro nombre suena constantemente como una campanilla, y oímos que al paso de los años nuestro nombre se va apagando, y yo supongo que los que lleguen a viejos lo oirán como cada día se va amortiguando, de tal manera que la tierra se traga el nombre antes que el cuerpo".
.
Oppiano Licario, José Lezama Lima

2 comentarios:

lavueltaaldia dijo...

tengo que reconocer que lezama lima no esta entre mis lecturas...siempre me ha dado un poco de respeto...quizas sea infundado...me encanta el fragmento!

El llano Galvín dijo...

No, no, es totalmente fundado. Es un escritor cultísimo con libros llenos de giros y de referencias a todo tipo de culturas, creencias y momentos históricos que a veces es difícil de seguir, pero es soberbio. De hecho "Paradiso" es mi libro favorito, te lo aconsejo encarecidamente.
En "La vuelta al día en ochenta mundos" Cortazar habla de él con tanta admiración que no pude por menos que leer lo que un genio como él consideraba una obra maestra. Y te aseguro que tenía toda la razón.
Gracias por leerme, un beso!!