miércoles, 31 de diciembre de 2008

"Había soñado siempre vivir en el desierto, y todo soñador infantil confesará haber tenido alguna vez la misma fantasía. Pero creedme, hermanos: tenemos el corazón demasiado tierno para pasarnos los unos sin los otros. Y lo mejor que podemos hacer es soportarnos mutuamente, pues somos como esos niños, salidos de un mismo seno, que se molestan, pelean e incluso se pegan, y no pueden, sin embargo, vivir separados".
.
Un invierno en Mallorca, George Sand

4 comentarios:

M@riel dijo...

Conocía el texto, pero ha sido fantástico recordarlo en este primer día del 2009. Un abrazo.

El llano Galvín dijo...

Feliz año M@riel!!´Espero que estés pasando unas buenas vacaciones. Un abrazo!!

lavueltaaldia dijo...

me ha encantado leer este texto y mas hoy! para mi tiene mucho sentido...

un beso!

El llano Galvín dijo...

Desde luego que tiene sentido, creo que así somos, no podemos estar juntos ni separados...
Un beso!!!