domingo, 14 de diciembre de 2008

No sólo Egipto ha reportado importantes documentos para el conocimiento de la cultura romana. Inglaterra, con su suelo de turba y su alto contenido de humedad, ha conservado abundante material orgánico, en especial madera.
.
Uno de los medios habituales para la escritura, por su escaso valor, eran las tablillas de madera, ya fuesen éstas enceradas y escritas a punta de estilete o sin encerar y escritas con tinta. Su conservación no es muy común por lo altamente degradable del soporte, sin embargo, uno de los yacimientos ingleses ha conservado numerosas tablillas escritas con tinta. Se trata del fuerte romano de Vindolanda.
.
Por su condición de fuerte militar se conservan numerosas tablillas de tipo administrativo, con inventarios de armas y suministros, sin embargo algunas de ellas tienen un carácter personal y son cartas escritas por las personas que allí habitaban. Una de las más importantes es la escrita a finales del siglo I o inicios del siglo II d. de C. por Claudia Severa, ya que se trata del primer texto conocido escrito personalmente por una mujer romana, y del que muestro la imagen, expuesta en el British Museum de Londres.
.
La traducción de todas ellas se encuentra en la magnífica página del yacimiento (http://vindolanda.csad.ox.ac.uk/4DLink2/4DACTION/WebRequestQuery), aunque se encuentre en lengua inglesa. Sin embargo, la famosa carta de Claudia Severa sí que he podido localizarla en castellano y reza lo que sigue:
.
"Claudia Severa saluda a su querida Lepidina. El 11 de Septiembre, hermana, para el día de la celebración de mi cumpleaños, te ruego que procures venir para hacernos el día más agradable. Saluda de mi parte a tu querido Cerialis. Mi Aelius y mi hijito también te mandan un saludo. Cuento contigo, hermana. Deseo, hermana, que estés bien de salud, alma mía, así como yo espero encontrarme bien, queridísima. Un saludo".
.
La carta va dirigida a Sulpicia Lepidina, esposa de Flavius Cerialis, prefecto de la Novena Cohorte Batavia, localizada en dicho fuerte, y es escrita por Claudia Severa, hermana de la primera y esposa de Aelius Brocchus, prefecto de otro fuerte militar cercano.

6 comentarios:

El Arte del Arte dijo...

Sorprendente el articulo que nos ofreces. Desconocia por completo que se escribían cartas en soporte de madera... Como cuentas noe s el soporte más habitual e imagino que para ser "enviadas" también era algo más engorrosas ya que el material era muy poco maleable para el mensajero.
Me gusta esta serie de articulos qeu nos ofreces ultimamente sobre las cartas.
Mil besos y te voy siguiendo
PD: Perdona por mi ignoracia pero... como se lo hacian para mandarlas... existía la figura del "mensajero"?

El llano Galvín dijo...

Hola Glo!!
Tienes razón en que el soporte parece un poco engorroso, pero realmente eran muy pequeñas casi del tamaño de una libreta "Moleskine", así que eran fácilmente transportables. Lo que ya no tengo tan claro es el modo de envío; sé que la figura del cartero como tal no existía, aunque imagino que sí que abría mensajeros relacionados con la corte imperial. Lo que sí es seguro es que algunos esclavos domésticos cumplían dicha función, hacían todo tipo de recados, incluso cubrir grandes distancias para enviar un mensaje de su señor. Plinio el Joven, por ejemplo, lo señala hablando de su tío Plinio el Viejo y en el post anterior la carta dice que los recados llegaban a través de amigos o conocidos.
Muchas gracias por tu comentario. Un beso!!!

M@riel dijo...

Fantástico el artículo, me ha gustado especialmente el fragmento de una carta que incluyes casi al final del post. Un abrazo.

PD: Tienes un premio en http://traslashuellasdelosdioses.blogspot.com

Isabel Romana dijo...

Hace unos años vi un documental en la tv sobre ese campamento en Inglaterra y sobre esas tablillas, en el que trataban de reconstruir la vida cotidiana de los soldados romanos y sus familias. Es muy interesante. Me ha gustado mucho el contenido de la carta y veo, con satisfacción, que no es demasiado diferente a las que yo inventé en mi blog en la historia "La muchacha de Catulo". Muy interesante le artículo. Besitos.

El llano Galvín dijo...

Hola M@riel!!

¿Pero qué es eso de un premio? Me quedo sin palabras. Muchísimas gracias!! Ni te imaginas lo que anima para seguir escribiendo y compartiendo las cosas que llevo estudiando desde hace años. Muchas gracias otra vez, un beso!!!

El llano Galvín dijo...

Hola Isabel!!
Tienes razón, cuando escribí la carta me acordé de tí porque tus recreaciones son muy fidedignas, lo de "Romana" ya empiezo a entenderlo... te metes en su piel hasta el fondo ¡enhorabuena!