lunes, 12 de abril de 2010

Creo que he llegado a ese momento de la vida en el que comienzan a crecer niños alrededor y, casi sin darte cuenta, ves cómo muchos de tus amigos se convierten en padres y tú pasas a convertirte en un tío postizo. A mí personalmente no me gustan nada los niños pero la felicidad de mis amigos es contagiosa y la comparto con ellos. Casualmente uno de mis grupos españoles favoritos, Standstill, ha sacado nuevo disco (Adelante Bonaparte) y en él se celebra la paternidad, así que como no puede ser menos tengo que dedicar mi tema favorito, a modo de bienvenida, a Violeta, Diego y Juliette, y a todos los que vienen en camino, que todavía quedan. Espero que seáis felices!!
.

8 comentarios:

Fujur dijo...

Con lo bonachón que aparentas que no te gustan los críos? venga ya! ;-)

El llano Galvín dijo...

!Ja, ja, ja! Mi aspecto es bonachón y tengo un carácter bastante afable, tanto que se me dan bastante bien los niños pero te aseguro que no me gustan nada, más cuando son bebes. Conmigo no funcionan los ojos de Himawari Nohara ;)

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Juan Carlos, ¿qué tal estás? Yo tampoco soy niñera, aunque sea mujer, me gustan los niños de los demás, pero tenerlos yo, no, así que te comprendo perfectamente. No es cosa de ser bonachón o no, sino de no tener ganas de jaleos, jeje, qué serán muy guapos, pero dan mucha lata. Aun así, me parece genial tu idea de dedicar a los hijos de tus amigos un tema musical, pues una cosa es que no gusten los críos para tenerlos uno y otra que se les desee lo mejor y la mayor de las felicidades, que para algo han venido al mundo. No conocía este tema que presentas de Standstill, así que me lo apunto para conseguirlo. Un beso, Juan Carlos y pasa un finde tranquilo y relajante, si te dejan las criaturitas, claro, jaja.

El llano Galvín dijo...

Hola Mayte!!
Desde luego que los niños son un coñazo más que nada por su absoluta monopolización del tiempo y del espacio de los adultos, y más ahora en el que la vida gira en torno al recién nacido. De todos modos entiendo la felicidad de mis amigos.
Con lo viajera infatigable que eres los niños es mejor dejarlos de lado ¿verdad? O cambiar los viajes por excursiones más o menos organizadas donde puedas ir con todos los bártulos del niño ;)
Un beso!!!

Bonito dijo...

este es un post valiente.
Saludos,
Luis

El llano Galvín dijo...

Hola Luis!
No creo haber sido valiente al escribir este post, sólo sincero, pero gracias por tu comentario.
Ahora te visito y comento, me ha sorprendido mucho encontrar referencias a "The Selby" en tu blog y me he llevado una gran alegría, no es muy común por estos lares.
Un saludo!!

ISABEL MOLTÓ Y MARTA ROMO dijo...

me encanta este post!!muchas mañanas nos cruzamos cuando llevo (si la resaca o el cansancio me lo permite) a mi hijo al cole.
yo no lo pense demasiado y me atrevi a engrosar este mundo con 2 criaturitas.
a lo hecho pecho!
tener hijos es una opcion como otra cualquiera..
La infancia nos acompaña siempre,es nuestra maleta.
Por cierto quien es Himawari Nohara???'
Voy a averiguar..

El llano Galvín dijo...

Hola Isabel!!!
No sabes que alegría tenerte por aquí.
Hiciste bien en no pensar y tener hijos, si todo el mundo le diera las vueltas que yo le doy se hundía la natalidad ¡ja, ja, ja! De todos modos no creo que Nico haya notado nada ¿no? Soy amable con él, a pesar de mirarme con esa cara tan seria ;)
Te saco de dudas, Himawari Nohara es la hermana de Shinchan, ese niño japonés que es capaz de volver loco a cualquiera.
Luego te veo, un beso!!!!