domingo, 4 de octubre de 2009

La representación de jugadoras de tabas en la Antigüedad tenía un fuerte valor simbólico, íntimamente relacionado con el mundo femenino, con significados distintos dependiendo del contexto arqueológico del que procedan.
.
Todos los ejemplares conocidos parten de un original desconocido del siglo V a. de C., posible exvoto ofrecido a Afrodita en Atenas, realizado en un material desconocido, tal vez bronce, que pasó muy pronto a la cloroplástica para convertirse en un modelo frecuente desde el siglo IV a. de C. Es probable que la composición original mostrase a dos adolescentes jugando a las tabas, como el ejemplar arriba expuesto, ya que en los ejemplares conservados aparecen ambas figuras o bien se conservan figuras aisladas pero reproduciendo los mismos ejemplares.
.
El modelo original es muy probable que se concebiese como un exvoto vinculado al culto de Afrodita, tal y como lo confirman algunos ejemplares descubiertos en la Acrópolis de Atenas. En tal caso eran ofrendas femeninas que simbolizaban el paso de la adolescencia a la vida de mujer casada.
.
Sin embargo, la gran mayoría de ejemplares proceden de tumbas de adolescentes donde tenían un significado distinto ya que el juego pasó a simbolizar el destino contrariado de la futura esposa, muerta antes de tiempo.
.
En Roma se retomó el tema y, aunque los ejemplares conservados proceden de contextos domésticos, su significado estaba vinculado al mundo funerario ya que suponían una reflexión sobre la fragilidad de la condición humana. Por regla general parecen ser representaciones simbólicas de niñas muertas prematuramente, que se muestran en una actitud mucho más relajada que los modelos griegos ya que aparecen recostadas en el suelo mientras lanzan una tirada de tabas, probablemente copiando un modelo helenístico tardío, ya del siglo II a. de C.
.
Los ejemplares griegos conservados hasta ahora son figurillas de arcilla producidas en Atenas, Tanagra y Taranto, en la Magna Grecia, y todos parten de un modelo común puesto que reproducen, con ligerísimas variantes, los mismos ejemplares. Quizás el ejemplar del que parten sea el mismo representado en la pintura descubierta en Herculano de la que hablé en el post anterior ya que copia un original del s. V a. de C. y es similar en todo a los originales de los siglos IV y III a. de C. descubiertos en el área mediterránea.
.
El ejemplar arriba expuesto quizá sea la copia más fidedigna y, sobre todo, la mejor conservada. Albergada en el British Museum se dice que fue descubierta como ofrenda en una tumba de h. 340-330 a. de C. en Capua, pudiéndose atribuir su fabricación a los talleres de la vecina Taranto. Como es habitual aparecen ambas jóvenes reclinadas sobre el suelo atendiendo a su juego; en este caso con una de sus manos sujetan un puñado de tabas mientras con la otra lanzan la jugada, pero en otros ejemplares sujetan en su mano el "phormiskos", pequeño saco destinado a albergar las tabas.
.
El buen estado de conservación de la pieza, con importantes restos de policromía y dorado, hablan de una procedencia de tipo funerario, en particular de una tumba en fosa típica del sur de Italia, compuesta por lastras calcáreas que han permitido la conservación de numerosos ejemplares con sus policromías magníficamente conservadas.

9 comentarios:

Charo Marco dijo...

Felicidades por el artículo.
Es una de mis piezas favoritas.

Me encanta la pose de las manos, es muy hermosa.

Un abrazo

El llano Galvín dijo...

Hola Charo!!
No me extraña que sea una de tus piezas favoritas, es muy elegante y delicada, he incluso al natural es una preciosidad. A mí algunas tanagrinas me han decepcionado cuando las he visto de cerca, sobre todo cuando tienen una aplicación de color muy burda que llega a cubrir los pliegues de los vestidos, dejando las superficies muy empastadas. De hecho me han llegado a recordar a las figurillas de santos de Olot, hechas en serie y sin vida, aunque claro es una opinión personal.
Muchas gracias por tu comentario, un beso!!!

Isabel Romana dijo...

Una explicacion sumamente interesante, querido amigo. He tenido ocasion de ver esta misma pieza en la exposicion "La belleza del cuerpo" que se ha celebrado en el Museo Arqueologico de Alicante. Sabiendo ahora su conexion con el mundo funerario, aun me conmueve mas. Besos.

El llano Galvín dijo...

Hola Isabel!!
Todas estas figurillas fuera de su contexto son pequeñas joyas de la cloroplástica griega pero conociendo sus usos y localizaciones adquieren otra dimensión ¿verdad? Saber que determinadas figuras acompañaban a niños, otras a adolescentes... permiten conocer bastantes cosas de la cultura popular griega. Ya ni te cuento con pequeños enseres o ajuares que hablan de los quehaceres diarios y de las formas de vida perdidas.
Un beso!!!

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Hola, mi querido Juan Carlos. Pues, por lo que cuentas, sí que parece que el juego de las tabas estuvo ligado a un culto funerario dedicado a las jóvenes que morían prematuramente y eso explicaría la obra que protagoniza tu anterior post, donde las hijas de Niobe, prontas a morir, juegan también a las tabas. ¡Qué cosas puede mostrarnos la arqueología! A veces, el estudio de obras de arte de tipo funerario, o simplemente decorativo, nos revela todo un sistema de vida, filosofía y religión incluidas. Estupenda entrada que nos hace aprender un poco más sobre las sociedades clásicas. Un beso fuerte.

El llano Galvín dijo...

Hola Mayte!!
Tienes razón, el juego de tabas en la pintura del post anterior no es casual. Las hijas de Níobe se encontraban en la edad núbil antes de su muerte, por lo tanto se dedican a los quehaceres propios de su edad.
No siempre es fácil encontrar buena documentación pero seguro que nos sorprenderíamos del significado que tenían algunas imágenes de la Antigüedad y que nosotros tomamos como meros elementos decorativos.
Un beso!!!

Fujur dijo...

Los romanos eran ciertamente supersticiosos. La fortuna, los lares y manes, y las divinidades del Olimpo, Vesta.... El juego fue una "lacra" en muchos sentidos... me pregunto si en otras civilizaciones existió este "vicio", véase China antigua (no la actual, donde juegan como posesos, al menos en España).

un abrazo y perdón por mis largas ausencias! (las opos...)

El llano Galvín dijo...

Hola Javier!!
Perdona mi demora en responderte pero es que llevo unos días que ni meterme en el blog puedo. No sé yo si la ludopatía en los tiempos antiguos sería tan exagerada como ahora, la ausencia de música y luces quizás no hiciesen tan atractivo el juego. Hay una película documental de Win Wenders (Tokyo ga), más que recomendable, que habla de muchos aspectos de la cultura japonesa, entre ellos la pasión por el juego que deja sin palabras.
Un abrazo!!

Jorgelo dijo...

Un post que nos enseña mucho sobre el arte y la vida de las culturas clásicas y sobre ese juego de las tabas, que no imaginaba tan antiguo. Saludos.