viernes, 9 de octubre de 2009

"(...) Y comprendía, ahora, que el hombre nunca sabe para quién padece y espera. Padece y espera y trabaja para gentes que nunca conocerá, y que a su vez padecerán y esperarán y trabajarán para otros que tampoco serán felices, pues el hombre ansía siempre una felicidad situada más allá de la porción que le es otorgada. Pero la grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es. En imponerse Tareas. En el Reino de los Cielos no hay grandeza que conquistar, puesto que allá todo es jerarquía establecida, incógnita despejada, existir sin término, imposibilidad de sacrificio, reposo y deleite. Por ello, agobiado de penas y de Tareas, hermoso dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas, el hombre sólo puede hallar su grandeza, su máxima medida en el Reino de este Mundo".
.
El Reino de este Mundo, Alejo Carpentier

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Un fragmento realmente maravilloso. Yo tampoco me quejo de los pesares de este mundo: al menos es el que tengo. Besos, querido amigo.

Mayte Llera (Dalianegra) dijo...

Gran verdad la que encierra este fragmento de un texto de Alejo Carpentier. Un besote fuerte, mi querido Juan Carlos.

El llano Galvín dijo...

Hola Isabel!!
Perdona mi tardanza, pero es que estoy de trabajo hasta las cejas y no me da tiempo ni a mirar el blog.
Como bien dices no podemos quejarnos de los pesares que tenemos porque para compensar hay montones de cosas maravillosas, como esos rayos de sol que surgen tras una tormeta.
Mucha suerte con tu libro!! Un beso!!!

El llano Galvín dijo...

Hola Mayte!!!
Desde luego que tiene razón, además es el resumen de todo el libro y, desde luego, de la vida humana. Carpentier siempre es recomendable, con su escritura barroca y, a mi parecer, sus tiempos indefinidos que aún hablando de momentos concretos podrían extrapolarse a cualquier época.
Un beso!!!

maría dijo...

estás estresao...

El llano Galvín dijo...

Hola María!!!!
Sí, estoy estresado pero contento, tengo muchísimo trabajo así que como dice todo el mundo "fenomenal". Qué bien que hayas dado señales de vida estaba preocupado pensando que te habías perdido en la selva.
No sabes las ganas que tengo de verte. Cuidate mucho, un beso!!!!