sábado, 4 de octubre de 2008

"La rosa, delicadamente enrojecida, despliega sus mejillas virginales para rendir honores a los habitantes de los cielos y mezclar en los templos su perfume al incienso de Saba... Cuando la estrella de la mañana se levanta, desde el fin de la noche, donde Febo hunde sus caballos en el abismo de Iberia, coged la mejorana allí donde teje una orla de sombras odoríferas, las flores del narciso y del granado silvestre... Y tú, Náyade, más bella... lleva en tus canastillas la violeta... y vosotros, campesinos que cortáis con un pulgar endurecido las tiernas flores, ha llevado el momento: en vuestro canasto trenzado con blanco mimbre amontonad los jacintos verdeoscuros; es el momento: que la rosa distienda las fibras de junco retorcido; que el pensamiento de color de fuego colme el canastillo hasta hacerle estallar, para que Vertumno se enriquezca con mercancías primaverales y el mozo de carga, con paso vacilante, tras abundantes libaciones, retorne de la ciudad cargado de monedas, con los bolsillos llenos".
.
De re rustica, Columela

5 comentarios:

lavueltaaldia dijo...

te mando un mail a flickr en breve ;)

luego leo esto...me gusta la foto :)

El llano Galvín dijo...

A mí también me gusta mucho esta foto; es un detalle de una de mis decoraciones pompeyanas favoritas y de la que ya he colgado otros detalles.
El texto hace referencia a algunas de las flores usadas en el jardín romano, y qué mejor cita que un autor contemporáneo para hablar de ello.

Fujur dijo...

qué gran foto, qué gran texto!

sabes? voy a "indagar" sobre los textos de este autor!

qué tal con Fustel de Coulanges? te gustó??

El llano Galvín dijo...

Si te gusta el tema agrario no dejes de leer a Columela. Hace un estudio de los diferentes cultivos usados en época romana, valorando técnicas que mejoraban la productividad y aconsejando trucos para los agricultores contemporáneos. Es francamente interesante, aunque el fragmento que he extraído procede de un libro escrito en verso y que emula las "Georgicas" de Virgilio, así que es diferente al resto de libros que componen su obra. En cualquier caso yo te lo aconsejo, siempre hay cosas que aprender.
En cuanto a Coulanges pues lo que te comenté hace poco; me gusta mucho aunque encuentro como defecto el tiempo impreciso en el que situa los usos y tradiciones en la Antigüedad. Creo que la moral era más relajada y no tan anclada al ritual como él afirma; al menos la arqueología apunta más hacia esa vía...
Un abrazo!!!

Fujur dijo...

Como bien dices, efectivamente, con Fustel pasa lo mismo que con Mommsen o Gibbon. Son textos que aportan mucho (pues no siempre debe descartarse lo que otros pensaron sobre un mismo tema) pero hoy en día no sirven como manuales de referencia, pues se ha "descubierto" mucho desde que fueron escritos... un abrazo!